Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Las crisis no solo sumergen a las economías en una recesión a corto o medio plazo, sino que también pueden causar daños más duraderos. Es por ello que IHS Markit estima que para 2030, el nivel del PIB real de las principales economías desarrolladas podría ser entre un 2% y un 5% más bajo de lo que hubiera sido si la pandemia del coronavirus no hubiera hecho acto de presencia.