Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Santiago Abascal perdió la moción de censura presentada contra la gestión de Pedro Sánchez por una abrumadora mayoría de 298 votos en contra de la moción, 52 a favor y, ni una sola abstención. Ni siquiera la de Cayetana Álvarez de Toledo como circulaba por los pasillos del Parlamento. Con su hazaña de este jueves, el líder de Vox no solo ha conseguido quedarse solo en el Congreso de los Diputados, si no también reforzar el bloque de la investidura de Pedro Sánchez, predispuesto por lo que ha podido saber elEconomista a apoyar los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno de coalición y con ello, a prolongar la legislatura.