Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El uso malintencionado de las grandes compañías para recopilar datos de sus usuarios vuelve a estar sobre la mesa, toda vez que Facebook ha sido acusada de espiar cuentas de Instagram mediante la cámara de los móviles. Una demanda que devuelve a la empresa de Mark Zuckerberg a los juzgados, toda vez que hace unos meses ya fue acusada del uso ilegítimo del reconocimiento facial.