Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La pandemia ha castigado con dureza a las aerolíneas y a los fabricantes de aviones, como Airbus y Boeing. La situación es tal que se prevé un beneficio neto este año de 561 millones de euros, el más bajo desde 2010 (sin contar las pérdidas que el consorcio aeronáutico europeo declaró el año pasado). En cuanto a la inversión, los beneficios de 2023 de Airbus ya se están comprando en las 11 veces, a precios actuales.