Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

A veces, cuando viajamos, el propio hotel en el que nos alojamos posee cualidades tan sorprendentes o extraordinarias que acaba convirtiéndose en el destino último del viaje.