Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Es la cara y la voz del grupo socialista en el Senado, un hombre moderado y tranquilo con un discurso de izquierdas sin estridencias, pedago?gico y que hace honor a su profesión de maestro en Educacio?n Primaria. Nada ma?s terminar sus estudios, trabajo? como educador en el Centro de Acogida de Menores Extranjeros no acompan?ados. Ander Gil (Barakaldo, Vizcaya, 1974) ha tenido en política una carrera meteo?rica, pasando de ser un modesto concejal y teniente de alcalde en El Valle de Mena –un pueblo del norte de Burgos– a portavoz parlamentario de su grupo en la Ca?mara Alta en tiempo re?cord. Su amistad con Pedro Sa?nchez y su empati?a a la hora de enfrentarse a nuevos retos, le han convertido en uno de los rostros ma?s media?ticos del Senado, donde se mueve como pez en el agua. Tal vez por eso pone el enfásis en que el inicio del curso parlamentario se celebre en la Camara Alta el próximo martes con la presencia del presidente. La entrevista se celebra horas antes el encuentro entre el presidente del Gobierno y el líder del PP, sobre el que no se muestra optimista. «Pablo Casado debe aceptar el resultado de las elecciones, cosa que no ha hecho y arrimar el hombro en estos momentos tan duros. El obstruccionismo en la práctica habitual del PP». Augura que tendremos una legislatura larga y niega que Pablo Iglesias esté poniendo palos en la ruedas a Pedro Sánchez, «pueden tener discrepancias y las hay pero anteponen el bien común por encima de cualquier otra discrepancia ideológica».Afirma que un nuevo confinamiento no está encima de la mesa, «serán las comunidades autónomas quienes decidan si puede haber algunos de carácter territorial y puntual». Dice que, más allá del ruido de los titulares, hay unas bases sólidas para que haya «un inicio de curso seguro» y niega, rotundamente, que la ‘caja B’ de Podemos tenga algún paralelismo con lo que en su día fue la ‘caja B’ del PP. «Contra Podemos no hay ninguna sentencia y situar las dos cuestiones en el mismo plano es injusto y no se corresponde con la realidad», señala.