Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Apple ha encargado a sus proveedores que fabriquen entre 75 y 80 millones de iPhones 5G a lo largo del tercer trimestre de este año, lo que representa un claro mensaje de normalidad y confianza en el mercado, según informa la agencia Bloomberg. De hecho, se trata de una cantidad similar a la de anteriores generaciones de smartphones, por lo que la compañía de California no prevé un retroceso de las ventas por culpa de la crisis global provocada por el Covid-19. Más bien se percibe todo lo contrario, una vez que Apple confía en que el teletrabajo impulsará su negocio, como así lo han percibido los inversores este año, con repuntes del valor de la acción del 76% en lo que va de curso. La compañía estadounidense disfruta de horas felices en bolsa y las próximas presentaciones de producto podría suponer la guinda.