Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La industrialización en el proceso de construcción de las viviendas ha sido y sigue siendo uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector residencial. Esta nueva forma de «fabricar» casas se presenta como una de las mejores soluciones para aportar sostenibilidad, eficiencia y control de plazos y costes a un proceso que hasta la fecha ha sido muy manual.