Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El grupo automovilístico alemán BMW, propietario de la marca homónima, Mini y Rolls-Royce, cerró el primer semestre del año con una reducción de su beneficio del 82,5% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 362 millones de euros.