Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El impacto de la pandemia en el sector de la aviación sigue siendo muy severo. La lenta reapertura de las fronteras y la debilidad e incertidumbre en la demanda ha llevado a las compañías aéreas a ahondar en el retraso de las entregas, la cancelación de los pedidos y la retirada de los aviones más viejos, lo que golpea de lleno a las cuentas de Boeing, que ha cuadruplicado sus pérdidas hasta los 2.562 millones de euros, y a sus planes de producción y de recortes de personal.