Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La administración brasileña de Jair Bolsonaro está preparando el programa ‘Adopta un parque’ con el objetivo de inyectar inversión privada a través de la venta de espacios en la selva del Amazonas, en concreto, 132 áreas equivalentes al 15% del ecosistema en peligro de extinción. El motivo de este plan, explica el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, es permitir a los fondos de inversión, que han criticado la deforestación del Amazonas, realizar acciones concretas para evitar dicha deforestación.