Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La crisis del covid-19 está introduciendo por la puerta de atrás las piezas que tanto tiempo echó en falta la arquitectura del euro. El acuerdo de los líderes europeos de julio trajo un instrumento fiscal común, aunque de momento temporal: el fondo de recuperación. La emisión de deuda sin precedentes que realizará la Comisión Europea para financiar este fondo, y el mecanismo SURE para apoyar los ERTE, inundará los mercados de activos seguros denominado en euros, es decir, los ‘eurobonos’, vistos como un paso imprescindible para completar la unión monetaria.