Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Cabify se diversifica en pleno desplome de la movilidad y la demanda de taxis y VTC, cuya actividad está lejos de los niveles previos a la crisis aunque empieza a verse una mejora. Y es que el cierre del ocio nocturno, la suspensión de los eventos multitudinarios (conciertos, festivales, partidos, ferias o congresos), el teletrabajo, la crisis y el miedo al coronavirus han lastrado los desplazamientos y la demanda del transporte público (el taxi habla de caídas del 40%) en favor del vehículo privado, la bicicleta o andar.