Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Noruega registró en el segundo trimestre un déficit en las finanzas públicas por primera vez en un cuarto de siglo debido a la crisis del coronavirus. El país sufrió la tormenta perfecta con una caída histórica del precio del petróleo, su principal fuente de riqueza. Sin embargo, el agujero en las cuentas públicas es prácticamente insignificante para una Noruega que ha llegado a registrar casi 29.000 millones de superávit presupuestario en 2018.