Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Si anteriormente el concepto de la vivienda, sobre todo en las grandes urbes, era un lugar al que llegar al final del día a descansar, en los últimos meses se ha convertido en un espacio en el que se pasa más tiempo debido al nuevo estilo de vida impuesto a consecuencia de la pandemia. Ante esta situación, las segundas residencias, que suelen ser viviendas más amplias, ubicadas en zonas con menor densidad de población, e incluso, con jardines, piscinas o terrazas, se presentan como una opción ideal para aquellos que ahora se interesan por un lugar alternativo tanto para descansar como trabajar a distancia.