Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Retomar las obligaciones laborales tras las vacaciones de verano siempre requiere de un periodo de adaptación. Es normal sentir más cansancio de lo habitual, y que la capacidad de concentración se incremente de manera progresiva según pasan los días. Este año, además, se suma el impacto emocional de la situación excepcional que se está viviendo, lo cual hace especialmente relevante poner el acento en la adopción de hábitos de vida saludables que contribuyan a mejorar el bienestar laboral en la vuelta al trabajo.