Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado, con una duración inicial de un año, la suspensión preventiva de las licencias para alquilar habitaciones turísticas en hogares compartidos.