Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Cuando la economía sea Cero CO2, a mediados de siglo, será más barato combinar la electricidad y los gases renovables para cubrir las necesidades de los consumidores -electricidad, calor y transporte- que electrificar masivamente esos usos finales y emplear los gases verdes sólo para almacenar la energía y garantizar el abastecimiento. En el caso de España, los ahorros superarán los 2.000 millones de euros anuales, según un informe de Frontier Economics y la Universidad de Aachen para la Fundación Naturgy.