Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La campaña de Navidad vuelve a ser el clavo ardiendo al que se agarran miles de comerciantes y hosteleros, con la esperanza de que les permita salvar un año muy complicado. Pero las previsiones son cada vez más pesimistas.