Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Apple Watch Series 6 pone la tecnología al servicio de la salud con la incorporación de un sensor capaz de informar sobre el nivel de oxígeno en la sangre. A través de un haz luminoso, el dispositivo puede interpretar el color de la sangre y, con la ayuda de los algoritmos, determinar el nivel de oxígeno en sangre en función de la intensidad del color rojo bajo la piel: si es muy oscuro tiene menos oxígeno que si es un poco más claro. De esa forma, la aplicación ‘Blood Oxygen’ (Oxígeno en sangre), actúa como lo haría un oxímetro o un pulsioxímetro: toma la lectura del oxígeno transportado por la sangre desde la muñeca y en apenas 15 segundos.