Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Son tiempos distintos. No es la primera vez que los madrileños se quedan sin sus fiestas más características. Si en mayo no fue posible celebrar San Isidro en la tradicional pradera, este verano los madrileños no podrán acudir a la plaza de Cascorro, los barrios de Lavapiés y La Latina para disfrutar de sus cervezas favoritas en las barras de los bares que se situaban en plena calle para disfrutar del ambiente y la música de las verbenas con motivo de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma.