Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Antes que una marca de ropa, Fred Perry fue un famoso jugador de tenis. Y no uno de los malos precisamente. Durante la década de los años 30 del siglo pasado levantó tres copas de campeón en Wimbledon, una en Roland Garros, otra en Australia y tres en el Abierto de los EE UU. Ocho Grand Slam en total, una de las mejores raquetas de todos los tiempos.