Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

España sigue cosechando renuncias en los arbitrajes de renovables, que le reclaman más de 7.000 millones por el recorte retroactivo a las renovables: tras la anunciada por Masdar, varias empresas, entre las que hay un fondo subsidirario de Deutsche Bank, se retiran o anuncian su intención de hacerlo.