Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En un 2020 en el que los selectivos europeos cotizan aún muy rezagados respecto a los estadounidenses y no han logrado, siquiera, ponerse en positivo en el conjunto del ejercicio, todavía se pueden encontrar compañías con una insólita fortaleza. Es el caso de Sinch y Evolution Gaming Group, dos firmas suecas que se cuelan en el podio de las firmas más alcistas del Stoxx 600 en lo que ha transcurrido de año.