Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

«Utilícelo como martillo, déjelo caer, golpéelo, hágalo pasar del hielo al agua hirviendo»… este era el eslogan de una marca, que tras 75 años, dice adiós. Adiós a Duralex, la empresa que fabricó las vajillas prácticamente irrompibles de la mayoría de hogares españoles en torno a los años 60.