Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El beneficio neto del Grupo ACS cayó un 30,9% en la primera mitad de 2020 respecto al mismo periodo del año pasado, hasta los 361 millones de euros. La compañía achaca esta bajada de las ganancias «principalmente a la evolución de Abertis», su gestora de peajes, «cuyo tráfico ha estado fuertemente afectado por las medidas de confinamiento [contra la covid-19] introducidas en la mayoría de los países donde opera», según defiende en su comunicado de este viernes.