Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En el último mes la renta fija ha empezado a dar señales de debilidad, con ventas generalizadas en los principales bonos soberanos en Europa y Estados Unidos que han desembocado en caídas de precio del 1,5% en el bono español y alemán, y del 1,8% en el T-Note estadounidense desde principios de agosto.