Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Mañana martes el negociador jefe europeo, Michel Barnier, y su homólogo británico, David Frost, inician la última ronda de negociaciones para salvar el acuerdo de Brexit firmado por ambos bloques. De forma sospechosa, tanto Bruselas como Londres son optimistas para entrar en la fase final de detalles que confirme un divorcio amistoso y que mantenga a Reino Unido vinculado al mercado único. Sin embargo, los giros inesperados de Boris Johnson y las maniobras para romper por las bravas, a pesar de dejar desconectada a Irlanda del Norte del resto del país, hacen que el Brexit pueda descarrilar de forma definitiva.