Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Bajan las temperaturas y las estanterías de los supermercados vuelven a verse repletas de bombones Ferrero, el dulce que nunca se comercializa en verano para asegurar así su máxima calidad, ya que el calor es el peor amigo del chocolate. En este sentido, este año el grupo Ferrero ha querido dar un paso más y ha realizado una colaboración con el chef Paco Roncero para reinterpretar los bombones más conocidos del mundo. Todo un reto que el chef madrileño ha sabido sortear con éxito. Así, Roncero presenta cinco reinterpretaciones con los bombones Pocket Coffee, Rondnoir, Rafaello, Mon Chéri y Ferrero Rocher, algunas de las delicias más populares que, ahora, pueden disfrutarse desde otra perspectiva.