Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La banca está buscando vías para elevar sus ingresos con el objetivo de hacer frente a los tipos negativos, a la caída de la actividad del negocio y a la subida de las provisiones contra las pérdidas que se avecinan por el alza de la morosidad. Las entidades, además de intentar potenciar los productos de valor añadido (seguros y fondos), está llevando a cabo una subida de las comisiones que cobran a los clientes no vinculados, cuyas exigencias están siendo cada vez mayores, y un establecimiento de tarifas a servicios que antes eran gratuitos.