Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La amenaza de Boris Johnson de romper el Tratado de Salida de la UE no ha sentado muy bien en ningún lado del Atlántico. Bruselas ya había ha advertido al Gobierno de Reino Unido de que este movimiento supondría el fin de las negociaciones comerciales, y esta noche Washington se ha sumado a las advertencias.