Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En una jornada aciaga para el Gobierno en el que el TSJM tumba las medidas restrictivas de Salvador Illa sobre Madrid, y con la presión de la pre-imputación a Pablo Iglesias por el ‘caso Dina Bousselham’, el Grupo Popular en el Congreso cosechó ayer una pequeña victoria al lograr imponer que se vote en el Parlamento la excepcionalidad de la senda fiscal -es decir, que no sea necesario presentar los objetivos de déficit y deuda pública dada la agravada situación económica actual-.