Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El arranque de la Convención Nacional Republicana en Charlotte, Carolina del Norte, no solo blinda la nominación de Donald Trump para revalidar su cargo en la Casa Blanca sino también sirve para enaltecer su agenda política, en un momento en que la pandemia del coronavirus ha infectado ya a más de 5,7 millones de estadounidenses y provocado al menos 176.901 muertes.