Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Tras la ruptura de las negociaciones a principios de marzo, ambas partes han acordado la venta de las gasolineras Speedway, propiedad de Marathon Petroleum, a 7-Eleven, empresa japonesa de tiendas de conveniencia. La operación le costará 21.000 millones de dólares a la compañía nipona, que a cambio añadirá 3.900 tiendas en gasolineras a las 9.800 que tiene en los Estados Unidos.