Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Si la autoridad laboral declara constatada la existencia de fuerza mayor alegada por la empresa, al encontrarse en uno de los supuestos de hecho descritos en el artículo 22.1 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, lo cual determina pérdidas de actividad como consecuencia del Covid-19 y es causa justificativa de la suspensión de relaciones laborales de toda la plantilla, sin que conste impugnada la resolución administrativa, debe desestimarse íntegramente las demandas de nulidad planteadas por los trabajadores ante los tribunales.