Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La mera pertenencia a un mismo grupo empresarial no determina, por sí sola, que se extienda al distribuidor la responsabilidad que el fabricante pudiera tener por los daños causados por los defectos de sus productos, según determina el Tribunal Supremo, en sentencia de 20 de julio de 2020.