Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Gobierno de Italia da un suspiro de alivio. El primer ministro Giuseppe Conte y los partidos que apoyan a su Ejecutivo, el populista Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el progresista Partido Demócrata (PD), celebran el éxito en el referéndum constitucional del ‘sí’ a la reducción del número de diputados y senadores, bandera política del M5E, que ha salido adelante con una aprobación cercana al 70%. El PD por su parte, según los resultados parciales, ha evitado la derrota en las elecciones autonómicas manteniendo el Gobierno regional de Campania, Toscana y Apulia, tres de sus bastiones electorales que la derechista Liga buscaba conquistar junto a sus aliados: el centrista Forza Italia (partido de Silvio Berlusconi ahora liderado por el antiguo presidente del Europarlamento, Antonio Tajani) y el post-fascista Hermanos de Italia. El centroderecha logra la presidencia de Las Marcas y se confirma en Liguria y en Véneto, tradicional bastión de la Liga pero no logra el objetivo de hacerse con todas las regiones gobernadas por la izquierda.