Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Gobierno tiene por delante un curioso dilema para poder recaudar impuestos a Facebook (Whatsapp), Google (Hangouts), Apple (Facetime), Amazon (Alexa) Microsoft (Skype), entre otros. Por un lado exigirá la denominada tasa de operadores a estos gigantes de Internet, pero al mismo tiempo se encontrará sin apenas ingresos que gravar al tratarse de servicios de telefonía y mensajería en su mayor parte gratuitos.