Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El grupo automovilístico PSA, propietario de las marcas Peugeot, Citroën, DS y Opel, redujo su beneficio neto un 51,9% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 595 millones de euros, debido al impacto de la crisis del coronavirus.