Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El anuncio del rey emérito, Juan Carlos I, de abandonar España tras unos meses plagados de problemas para el monarca, cierra una historia real de un hombre que no estaba destinado a reinar cuando nació, un 5 de enero de 1938, en Roma. Su abuelo, Alfonso XIII, había abandonado España siete años antes al proclamarse la Segunda República. Su padre, don Juan, quedó como jefe de la dinastía en 1941.