Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La gran batalla corporativa del verano está siendo la revuelta de Epic Games, el creador del famoso videojuego Fortnite, contra Apple y Google. La compañía acusa a los dos gigantes tecnológicos de imponer su duopolio con abusivas tarifas a los desarrolladores, que cuelgan sus creaciones en las apps de descargas de los iPhones y los móviles que utilizan Android. Para entender el conflicto hay que remontarse a los años ochenta con la popularización de las primeras consolas de videojuegos. La industria milmillonaria de los videojuegos todavía se mueve con los estándares de esa época, cuando Nintendo aplicaba una comisión del 30% a los creadores de videojuegos por utilizar su máquina. La historia deja pistas de cómo puede terminar la actual disputa.