Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se prepara esta semana para aceptar oficialmente la nominación de su partido en la carrera por ocupar la Casa Blanca. Una posible victoria el próximo 3 de noviembre junto con la posibilidad de que los demócratas recuperen el control del Senado abrirá la puerta a una agenda económica que aumentará los impuestos a compañías y las rentas más altas para financiar un aumento del gasto público que alcanzará los 4,5 billones de dólares durante los próximos 10 años. También augura una reorganización de la política sanitaria, un aumento de la regulación y mantener ciertas restricciones desde el punto de vista comercial.