Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Partido Popular ha emprendido una fuerte ofensiva contra el Ministerio de Hacienda y en concreto contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Los de Pablo Casado están decididos a no entregar ni un solo euro de sus ahorros o remanentes de la Tesorería municipal al Estado, como pretende el decreto-ley firmado la semana pasada entre el presidente de la FEMP y el Ejecutivo de coalición. El acuerdo rubricado estipula que, para que los municipios con superávit reciban una ayuda de 5.000 millones, antes tienen que entregar “voluntariamente” sus remantes remanentes decir, 15.000 millones de euros-, cantidad que les será devuelta en un plazo de 15 años a partir de 2022, tal y como recoge el BOE del miércoles 5 de agosto de 2020.