Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El precio de la vivienda se resiste a bajar pese a la irrupción del coronavirus, que está dejando caídas históricas en operaciones de compraventa e hipotecas. Según el INE, el Índice de Precios de la Vivienda (IPV) registró una subida anual del 2,1% en el segundo trimestre del año, periodo de mayor incidencia económica de la pandemia. Supone el menor ritmo de incremento de la vivienda desde marzo de 2015. Pese a la aparente resistencia de los precios, los expertos advierten de que en los próximos trimestres mostrarán las primeras caídas después de más de ocho años de encarecimiento ininterrumpido.