Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El decreto ley aprobado ayer por el Gobierno catalán con el que se rebaja hasta un 50% el alquiler de los establecimientos y locales comerciales que tienen prohibido desarrollar su actividad por las restricciones para atajar los contagios de covid-19, como bares y restaurantes, amenaza con dejar atrapados a miles de pequeños empresarios.