Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La ciencia ha dado un baño de realidad a las prisas políticas. AstraZeneca ha interrumpido los ensayos clínicos de la vacuna que Salvador Illa anunció que tendría en diciembre por un reacción adversa grave. Se trata, según explican a elEconomista desde la Sociedad Española de Inmunología, de una mielitis transversa, una enfermedad del sistema nervioso que puede provocar parálisis en el cuerpo.