Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Tribunal Supremo ha ratificado una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada que condena al Banco Santander a devolver medio millón de euros a un registrador de la propiedad que había adquirido en 2007 y 2008 bonos estructurados de la entidad, rechazando así los recursos presentado por el banco.