Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

A 31 de julio, 1.118.542 trabajadores seguían en Erte y, por tanto, cobrando la prestación de los Servicios Públicos de Empleo (Sepe). A 10 de agosto, la cifra se había reducido en 160.000 personas, rebajando la mítica cifra del millón, concretamente en 959.000, según ha desvelado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Eso supone que han regresado al tajo 2.226.800 asalariados desde el 30 de abril, cuando la Seguridad Social registró el pico más alto de gente adscrita a un Erte, 3.387.000.