Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Endesa e Iberdrola, propietarias al 50% de Nuclenor, titular de la central nuclear de Santa María de Garoña, están terminando de vaciar la sociedad de activos distintos a la propia planta para traspasársela a Enresa y que ésta proceda a su desmantelamiento. Han perdido 280 millones de euros con la instalación desde que la cerraron abruptamente en 2012.