Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El todopoderoso presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, no está dispuesto a dar su brazo a torcer y ha decidido complicar la existencia de los bancos (principalmente extranjeros, entre ellos BBVA) en plena debacle económica y monetaria como consecuencia de la pandemia sanitaria y los problemas que el país venía arrastrando, al menos, desde 2018.